Buscando Hygge

Hygge es  es la expresión danesa sin traducción al español que habla casi casi de una forma de vida, su significado nunca podría ser literal en una sola palabra, pero de serlo  se acercaría meritoriamente al de felicidad; y es ahí  donde radica lo romántico de este concepto tan de moda actualmente.

Hygge ” La felicidad en las pequeñas cosas ” según el autor Meik Wiking,  podría traducirse en algo así como reconfortante, lo que te reconforta; pensar en algo que nos reconforte no es del todo difícil, la cosa más simple puede ser reconfortante en un determinado momento, e igual que una playa se hace a base de granitos de arena, como dice Shakespeare, he ahí la cuestión, ya que de momentos reconfortantes unidos está formado ese ente tan buscado y usado tan a la ligera a veces aunque de un término tan abstracto se trate, la felicidad.

Hygge es eso, buscar esos momentos de felicidad; aunque en esencia se basa en como dice Sandra Cañedo ” esa pasión nórdica por las velas, chimeneas, cosas hechas de madera, y tener un rinconcito donde acurrucarse con un libro y una porción de tarta “, la idea es sentirnos como en casa en el lugar donde estemos, sin móvil, sin preocupaciones, solo pensamientos ad hoc.

Es, en resumidas cuentas, el hallazgo del bienestar personal, compartir momentos con tu familia y con tus seres queridos y disfrutar de esa sensación tan bonita que nos produce algo tan factible como un cálido abrazo.

Existen mil formas de buscar y encontrar esos momentos reconfortantes que nos ayudan a disfrutar de esa felicidad existente en las pequeñas cosas. Para los daneses está en esencia en encontrar el lugar más acogedor de la casa, que suele coincidir con el emplazamiento de la chimenea, y disfrutar de esos momentos cálidos en familia; pero el quid  de la cuestión, es que saben hacer que esos pequeños placeres llenen de felicidad su vida, y dado que Dinamarca ha encabezado durante años la lista elaborada por la ONU que mide el índice de felicidad, no podemos si no importar al menos algo de esa filosofía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *