Interesante sólo si lo es…

La barrera de coral australiana es el único organismo vivo capaz de percibirse a simple vista desde el espacio.

En una relación, el límite “psicológico” que la edad impone para que la cosa funcione es la mitad más siete ( aunque yo estaba segura de que era la mitad más ocho). Es la “half your age plus seven rule”.

Hipocampo no es solo el nombre de esa parte de nuestro cerebro relacionada con la memoria y el aprendizaje; es un caballito de mar, única especie además en la que el macho se embaraza.

Existe un canal en YouTube, Live NASA Earth from Space ( pinchando se puede ver) en el que se retransmite supuestamente en directo la imagen grabada por la estación espacial. Una amiga a la que le relaja muchísimo verlo me lo contó.

Los perros ven en en tonalidades azules y amarillas.

Una de las mejores series de documentales de viajes se llama Un Mundo Aparte, se emite en RTVE ( y en un total de 130 países)  pero también hay un libro de Daniel Landa http://unmundoaparte.es/, merece la pena.

El M.I.T. ( Massachussets Institute of Technology) es el destino soñado para los amantes del estudio y la investigación en Tecnología, y probablemente en Ciencias Físicas. Lo sé gracias a uno de esos soñadores que por desgracia ya no está. De allí han salido entre 76 y 80 Premios Nobel. El lema de la universidad es <mente y manos>.

La inteligencia canina es igual a la de cualquiera de nuestros bebés con algunos matices claro está. La raza más inteligente alcanzaría el mismo nivel que un niño de dos años. Aunque emocionalmente a veces nos demuestran que nos llevan años luz de ventaja.

Esperanto, muchas personas saben que es, pero hay otras muchas que no, yo no lo supe hasta hace unos años, y me resulta un proyecto tan idealista que lo tengo que nombrar. Es una lengua artificial que se creó con la intención de que todo el mundo la aprendiera y así no hubiese barreras en la comunicación. Al final del 1800 ya se pensaba en la globalización.

Para un surfista no tiene misterio, pero para el que no lo sabe puede resultar curioso que a ese accesorio enganchado al pie que permite que la tabla no se te escape se le llame “el invento”.

En una región de Cantabria llamada Tresviso hace ya muchos años que se elaboraba un queso del que los franceses se quedaron tan prendados que empezaron también a elaborarlo y lo llamaron Roquefort, o eso me contaron.

Para quien adore las librerías, el sentimiento que se experimenta en Shakespeare and Co. en la rue de la Bûcherie de París, es único, como la propia librería. Es interesante puesto que hasta hace unos años al menos, no aparecía en las guías y mucha gente que va a la capital francesa no la visita por desconocimiento, y merece la pena absolutamente.